Reciclaje de Vehículos


La recepción y tratamiento de un Vehículo Fuera de Uso (VFU) consta de los siguientes procesos:


1 Recepción del vehículo en las instalaciones del Centro de Tratamiento de VFU.

Al llegar el vehículo, en primer lugar, y una vez entregada la documentación solicitada al propietario o representante, (ver trámites de baja) se identifica por su documentación, observando la coincidencia de matrícula y número de bastidor.

Una vez verificada la correspondencia entre el vehículo y la documentación se procede a realizar el certificado de destrucción y el trámite administrativo de baja ante la jefatura provincial de tráfico.

2 Descontaminación

La descontaminación consiste en la extracción de todos los materiales, ya sean fluidos o sólidos, que contienen materias peligrosas.

Fluidos:

Combustible (gasolina o gasoleo)
Aceites hidráulicos
Aceites de motor, diferencial y caja de cambios.
Líquido refrigerante del motor.
Líquido de frenos
Refrigerante del aire acondicionado

Sólidos:

Batería
Catalizador
Filtros de aceite sin prensar
Filtros de combustible
Componentes de mercurio
Airbags
Componentes eléctricos

3 Desguace

El desguace consiste en la extracción de todos los materiales que No contienen materias peligrosas para su posterior reciclaje y reincorporación de los materiales a la cadena productiva.

Las piezas susceptibles de ser reutilizadas en la reparación de otros vehículos, son verificadas, catalogadas para su posterior almacenamiento.

Neumáticos
Chatarra férrica.
Chatarra no férrica.
Cristal.
Plástico.
Zapatas de freno.

4 Almacenamiento de residuos

Todos los residuos peligrosos han de ser almacenados en contenedores adecuados a su uso y transporte hacia las plantas de tratamiento específicas.

En los residuos no peligrosos, su almacenamiento también se realiza en contenedores adecuados a las características de cada material para su posterior transporte hacia plantas de tratamiento específicas para su fragmentación y fundición.

Las piezas de recambio seleccionadas se almacenan para evitar su deterioro y facilitar su localización y venta.

La utilización de recambio recuperado ahorra dinero al comprador e impacto medioambiental.

5 Compactación

Concluidos los anteriores procesos, los restos, básicamente metálicos, del VFU son compactados mediante prensado para su posterior fragmentación y fundición.

 Proceso de compactación en prensa  
   
   

Actualmente el nivel de recuperación, ya sea por reciclado o por reaprovechamiento de materias de un VFU está entorno al 90%. (95% en el año 2015).

Por tanto si se gestiona adecuadamente un vehículo al final de su vida útil, el impacto medioambiental es extremadamente reducido.