El parque automovilístico español no se renovará hasta 2020


blogs.okdiario.com 26.12.15


Uno de los principales problemas en lo que a la automoción española se refiere es la edad de nuestro parque automovilístico. Tenemos uno de los más antiguos de todo el continente europeo, y de momento va a peor. No lo decimos nosotros, lo dicen los datos, y es que desde el año pasado la media de edad de los vehículos que circulan por nuestras carreteras ha aumentado en 0,2 puntos. Esto quiere decir que si la tendencia continúa, en 2016 nuestros coches tendrán una antigüedad media de 12 años.


Esto supone un problema en varios puntos. El primero de ellos es el de la seguridad vial. Los coches antiguos no tienen los mismos sistemas en este sentido que los nuevos, con lo que el riesgo de accidente al circular con ellos es mayor. Además, su utilización masiva supone un problema para el medio ambiente, ya que contaminan más que los coches nuevos, dotados de motores más eficientes.


Según los datos que maneja Anfac -Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones-, el rejuvenecimiento del parque español se producirá en 2020. Para ello es necesario mantener la tendencia de ventas que se ha tenido últimamente, beneficiada especialmente por la presencia de los sucesivos Planes PIVE que han ido llegando. Estos serán necesarios si queremos que la renovación de los vehículos españoles sea un hecho.


A pesar de estos datos, también se estima que la media de edad de los vehículos españoles no bajará de los 11 años hasta 2025. Se calcula además que en 2020 tendremos en nuestras carreteras un total de 3,5 millones de coches con más de 20 años de antigüedad.


Además del Plan PIVE y su posible continuidad en el tiempo, Anfac también considera importante la existencia del Plan Movea, cuya presencia trata de impulsar a los compradores a adquirir vehículos movidos por energías alternativas, algo vital de cara a la reducción de las emisiones de gases contaminantes, especialmente en las grandes ciudades.