Hay que seguir manteniendo las ayudas del Plan PIVE para continuar modernizando el parque automovilístico


radiohuesca.com 12.11.15

 

Jaume Roura, presidente nacional de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, FACONAUTO, participaba en la jornada en la que se analizaba la situación actual y futuro del sector.


Roura asegura que se ha iniciado el año de la recuperación, y que esperan cerrar el año con un millón de vehículos vendidos, tras 26 meses consecutivos de repunte. Como todavía no se ha gastado todo el dinero que se había destinado al plan PIVE, piden al Gobierno que lo mantenga, para seguir fomentando la venta de vehículos y la modernización del parque automovilístico.


El Plan no se ha agotado, y prevénb tener un sobrante de algo más de 100 millones de euros de la dotación inicial. Por ello, piden al Gobierno que porrogue esta partida hasta su agotamiento final, lo que supondrá tener PIVE hasta abril o mayo de 2016, sin tener que hacer ninguna aportación económica nueva, sólo agotando la partida, que se dotó con 225 millones de euros.


Una de las preocupaciones del sector es el envejecimiento del parque automovilístico, en comparación con el resto de países europeos. La caída de las ventas hasta en un 65%, debido a la crisis vivida, ha provocado esta situación.


Los coches, hoy en día, son seguros aunque tengan algunos años, y alargan su vida, pero los avances tecnológicos hacen que queden pronto obsoletos. Hay que conseguir seguir remontando las ventas, y llegar hasta 1,2 o 1,3 millones de unidades vendidas al año, unas cifras que siguen sin ser las que se alcanzaron en los mejores momentos de la economía española.


Jaume Roura hablaba de que la tecnificación en el mercado del automóvil es impresionante. De aquí al año 2020, asegura, se van a ver cambios espectaculares en el sector. Si el producto mejora en calidad, también se alarga su plazo de vida.


En la jornada también participaba Fernando González, responsable de Asesores de Tecnologías de Automoción (Aduatex), quien reconocía que la tecnología, hoy en día es tan grande, que los talleres deben estener una formación continua.


González también mostraba su preocupación porque, en España, en 2017 habrá circulando más de 16 millones de vehículos de más de 10 años de antigüedad. La crisis no sólo ha provocado no comprar coches nuevos, sino retrasar sus revisiones o reparaciones en los talleres.